El Tiempo
ENCUESTA

¿Te plantearías realizar un nuevo proyecto de vida en Neila?

(902 votos)

COMPARTE EN ...
Visitantes
Tenemos 10 invitados conectado(s)
Hotel Villa Neila Especial Fractura Hidráulica RSS - Últimas noticias Neila Street View Diccionario Neilense Rutas por la Sierra Galeria fotografica Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Neila en Wikipedia Patrimonio Natural de Castilla y Leon

PostHeaderIcon Las fiestas


Sin más añadidos. Sin más connotaciones verbales. Sin concretar fechas. Todos los de Neila acudimos puntualmente a la cita con “la Virgen de la Asunción y San Roque”. ¡Las fiestas!  Las casas abren sus puertas y ventanas para airear las habitaciones pobladas de ausencias. Bajo los tejados y por entre las calles la chiquillería alienta el milagro de la vida del pueblo y sus juegos y griterío envuelve la magia de un entorno natural de ensueño. La misma esperanza, una quimera hecha voluntad de futuro, camina de la mano de una juventud vigorosa, emprendedora, alegre: chicos y chicas extraídos entre los mejores: esbeltos, guapos, alegres, vitales… ¿De quién eres? Indagamos en sus ascendentes los tardíos en edad.  Las casas revientan de juventud y el pueblo de Neila se asombra por tanta mirada sin complejos. Los mayores observamos atónitos y sorprendidos los cambios de los que hace nada, fueron niños y ahora nos sonríen desde el pedestal de la adolescencia. Es el reencuentro de las familias, amigos y vecinos. Saludos y besos apresurados por tanta concurrencia: ¿Todos bien? Estamos aquí, que no es poco. Y nace la ausencia de los que compartieron estas fiestas con nosotros y se nos fueron para siempre.

Del programa de festejos y celebraciones vivo con especial emoción dos actos que entroncan con recuerdos hereditarios: el canto de La Salve y el baile de San Roque. El recorrido del tiempo modifica, como no puede ser menos, la escenificación de ambos actos. Antes, los coros de hombres y mujeres se alternaban en cada verso de la Salve: “Dios te salve Reina y Madre/ de misericordia/ vida y dulzura esperanza nuestra/… Ahora la iglesia se llena de voces que estallan al unísono en todas las gargantas, a veces con pereza, arrastrando las cadencias. Este año salimos más airosos y en la bóveda de la iglesia se guarda el registro emocionado del canto de La Salve hasta el año próximo. En el baile procesional a San Roque me sacude una emoción profunda cuando el santo se enmarca en el arco de la puerta de la iglesia al tiempo que voltean las campanas en la torre del campanario y suena la música tradicional de la flauta y el tambor que marca el ritmo. Yo no bailo, dice un hombre, desde que lo hacen las mujeres; antes había más seriedad, Reconozco que a mí se me van los pies: ¡Viva San Roque…! Quizá se produzca un pequeño desorden, pero no sería culpa de las mujeres sino de aquellos que no guardan el debido respeto en un acto procesional presidido por los sacerdotes oficiantes. Sólo nos haría falta alguien como El Goyo al que recordamos su resolución por “guardar las filas”. Unir en una sola danza humana, codo con codo, la iglesia de Santa María y la de San Miguel, es reconocer a San Roque nuestra identidad de neilenses.

Pasadas las fiestas, el paisaje regresa poco a poco al silencio y a la quietud. La gigantesca mole de Cabezarrera preside nuestro entorno natural teñido de la magia de sus lagunas, pinares y hayedos. A cuántos quieran olvidar tanta crisis económica les invitamos a conocernos. Tenemos alojamiento y comida en hotel y un paisaje de ensueño. ¿Qué más?

Guadalupe Fernández de la Cuesta (guadalupefdelacuesta@gmail.com)
22 de Agosto de 2012


[ Retroceder ]

 

Comentarios 

 
+1 # MaravillosoVicen 13-09-2012 10:58
Gracias por el buen rato que me haces pasar al leer todos tus artículos. Éste, una vez más, es maravilloso. Por supuesto que, al leerlo desde fuera del pueblo, me ha entrado la morriña y me ha puesto la piel de gallina. Lo dicho, muchísimas gracias.
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario