El Tiempo
ENCUESTA

¿Te plantearías realizar un nuevo proyecto de vida en Neila?

(902 votos)

COMPARTE EN ...
Visitantes
Tenemos 7 invitados conectado(s)
Hotel Villa Neila Especial Fractura Hidráulica RSS - Últimas noticias Neila Street View Diccionario Neilense Rutas por la Sierra Galeria fotografica Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Neila en Wikipedia Patrimonio Natural de Castilla y Leon

PostHeaderIcon Unas navidades más


Estos días del invierno no invitan mucho al paseo y las horas las cobijamos bajo los tejados de las casas con el calor de las lumbres y calefacciones. La tele nos conduce a otras vidas y nos entretiene el ocio. De vez en cuando miramos al reloj y las agujas desmenuzan el tiempo en segundos interminables. Para dar un giro al tedio, algunos días, en el club de los mayores, se echan unas partiditas de cartas, o en el bar, o en casa cuando hay ocasión. Estos días menguados de sol la vida en el pueblo se detiene con las primeras sombras de la noche, el viento penetra como cuchillos afilados bajo las rendijas de las puertas y cerramos al exterior nuestras vidas.

Es cierto que las casas transforman sus paredes en la magia de lo que es el propio hogar. Cada mueble, cada objeto cobra el aliento de la privacidad, de la protección, de la serena convivencia. Uno tiene su sillón, su sofá, el cojín, la mantita, las manías con los programas de la tele…Bártulos diferentes aunque idénticos a otros situados en casa de los hijos, del vecino, del amigo, en un interiorismo más confortable, más moderno, más cómodo. Pero el hogar que nos hemos ido construyendo con la argamasa de los años lleva, por todos los rincones de la casa. la siembra de afectos, de desencuentros, de alegrías y de recuerdos imposibles de reemplazar.

Casi sin darnos cuenta asoman, tímidas y sigilosas, las fiestas de la Navidad. No llegan con la bulla de otros años, como temiendo ser indiscretas ante tanta noticia tejida con sucesivos hechos negativos: el paro, los desahucios, los ladrones de guante blanco, los bancos malos y pésimos, los políticos mediocres e inútiles, las protestas airadas, las huelgas...

Estoy pensando en los niños. Es cierto que existe una actitud solidaria para que cada uno fabrique su ilusión con algún juguete y unas sonrisas a su alrededor. Los niños deben saber, porque no son tontos, que a lo mejor los Reyes Magos dejan una carga más menguada porque saben de otros niños que no tienen zapatos.

Me encuentro, de pronto, escribiendo un articulito tristón, como un aguafiestas. No puede ser. Hemos de hacer nuestra propia huelga a las noticias catastrofistas que sólo nos conducen al desaliento. De momento vamos a sacar los manteles de las fiestas, las copas y el champán. Cantaremos villancicos con nuestro buey y la mula, el pesebre, los pastores, los Reyes Magos, -tanto nos da si estaban en la escena o no- el Niño Jesús, la Virgen, San José…Después brindaremos por la vida, por la familia, por el pueblo…

“Cantando, bailando, vamos a Belén, cantando, bailando vámonos también…” Y que suenen las panderetas. Pues eso. ¡Felices fiestas!

Guadalupe Fernández de la Cuesta (guadalupefdelacuesta@gmail.com)
23 de Diciembre de 2012

[ Retroceder ]

 

Comentarios 

 
+1 # deseosm jesus hierro 30-12-2012 10:41
que en este año tan desalentador procuremos ser felices
Responder | Responder con una citación | Citar | Reportar al moderador
 

Escribir un comentario